☰  MENU

Preguntas frecuentes

Si tienes más preguntas, te atendemos por teléfono en el 91 113 84 97.

¿Cuánto tiempo debo conservar los documentos de mi empresa?

Para siempre: documentos notariales, altas y modificaciones censales, actas de inspección y libros de visitas de las SS.
Durante cuatro años: Hacienda fija en cuatro años la prescripción de impuestos.
Durante seis años: según el artículo 30 del Código del Comercio, la documentación mercantil deberá ser custodiada durante 6 años.
Casos especiales: elementos de Inmovilizado y Compensación de Bases Imponibles Negativas.

¿No es mejor destruir la documentación en mi oficina?

NO, porque:
– En la mayoría de los casos, la información que se tira a la basura no se ha destruido antes, lo cual puede ocasionar graves problemas con la ley.
– Los costes de la destrucción de documentos por medios propios pueden llegar a ser muy altos, tanto los costes indirectos asociados a dicha destrucción, como la mano de obra que dedica menos tiempo y esfuerzo a su trabajo diario para encargarse de ella.

¿Qué garantías tengo de la destrucción de mis documentos?

Beck Destrucción Confidencial se sustenta en la norma UNE-EN 15713 destrucción segura de material confidencial, en la cual Beck Destrucción Confidencial esta certificado.  Según esta normativa, todos los documentos y/o material de carácter confidencial son destruidos siguiendo los procedimientos y protocolos de seguridad establecidos. Una vez realizado todo el proceso de destrucción, le será entregado el correspondiente certificado de destrucción con los datos de la empresa de la que se ha retirado, el tipo de material, la cantidad, las instalaciones donde se ha realizado la destrucción y el nivel de destrucción empleado. La clase de material, así como el nivel de destrucción, será el establecido en la norma UNE-EN 15713.

¿Qué soportes pueden contener información confidencial?

Según la Norma UNE-EN 15713, los soportes que pueden contener datos confidenciales son:

  • Clase A: papel, planos, documentos y dibujos
  • Clase B: tarjetas SIM y negativos
  • Clase C: cintas de vídeo y de sonido, disquetes, casetes y película
  • Clase D: ordenadores incluidos discos duros, programas pre-instalados, tarjetas lectoras de chip componentes y otros soportes físicos
  • Clase E: identificaciones, CD y DVD
  • Clase F: mercancía falsificada, planchas de impresión, microfichas, tarjetas de crédito y de compra y otros productos
  • Clase G: ropa de marca y uniformes de empresa
  • Clase H: radiografías y diapositivas